Grave daño al río Pixquiac por obras de proyecto privado, denuncia Ayuntamiento de Coatepec

fuente: alcalorpolitico.com

– Director de Ecología y Gestión Ambiental advierte daño ecológico al extraer las piedras del lecho del río
– Afectará severamente a las comunidades de la parte baja

La cuenca del río Pixquiac nace en la ladera oriental del Cofre de Perote y se ubica al oeste de la Ciudad de Xalapa, Veracruz. Esta cuenca es de importancia regional por los múltiples servicios que brinda a la región de Xalapa, así como por ser proveedora del agua del 90% de los habitantes de la cuenca, parte de las necesidades diarias de localidades del municipio de Coatepec y el 38% de las necesidades diarias de la ciudad de Xalapa.

Actualmente el río Pixquiac sufre una escasez de agua y no llega a las comunidades de abajo, por lo que el Ayuntamiento se avocó a conocer el por qué de la severa sequía de la zona. Lo cual coincidió con una denuncia ciudadana de un vecino donde afirmó que habían introducido en su propiedad una maquinaria pesada, hasta llegar al lecho del río para remover el material del piso del río Pixquiac.

“Nos trasladamos a la zona y en efecto vimos todo lo que sucedió. Un movimiento impresionante de la capa del piso del rio Pixquiac y con la pala escarbaron la piedra y la hicieron hacia los lados. El material pétreo que extrajeron lo utilizaron para algunas jardineras, o bien para cabañas y unas represas que hicieron a lo largo del río”, afirmó el ingeniero Fernando Cervantes Sánchez, director de Ecología y Gestión Ambiental del municipio de Coatepec.

Grave daño ecológico

 

El ingeniero enfatizó que lo grave y apremiante es el terrible daño ecológico que se le hace a la zona, “habría que ver la forma de restaurar esto, como municipio nos compete, es una degradación ambiental muy fuerte; es un lecho del río y es zona federal, por lo que es un delito federal”.

El impacto ambiental afecta a la fauna, flora y a las comunidades aledañas, “el río no lleva nada de agua y estos trabajas los empezó a hacer a partir de que el río se secó, tenemos experiencias de que, con la remoción de el material pétreo, se hacen los resumideros y la poca agua que pueda haber, se escapa”.

Aseguró que ante la denuncia del dueño de parte de la zona afectada, acudieron al lugar y encontraron gente trabajando; no obstante, no les dijeron para quién, pese a que los vieron sacando la arena del cauce del río porque ahorita está completamente seco.

Explicó que los lechos de los ríos, con el transcurso de los años hacen una capa impermeable porque se van acomodando y reacomodando las piedras con el mismo flujo del agua, lo que permite que siga fluyendo. Al quitar el material pétreo, toda la arenilla que tiene menos peso puede lixiviarla y erosionarla.

“Ellos nos dijeron que estaban haciendo una obra para prevenir supuestamente las inundaciones, pero el problema es que fue tanta la cantidad de material pétreo que extrajeron, que hicieron construcciones a los lados. El problema es que con lo que están haciendo extraen el material impermeable y el agua se empieza a filtrar, se hacen resumideros y la poca agua que cae, se infiltra y se pierde. Les explicamos el problema de erosión, pero nos dijeron -a nosotros nos pagan-. Tratamos de saber de quién era el local y no nos quisieron decir”, señaló.

Municipio de Coatepec frena trabajos

Cervantes comentó que al investigar en el Ayuntamiento de Coatepec, vieron que esa parte -de ambos lados del río- pertenecía a una sola persona, y que esta persona había tramitado -en el trienio anterior- una anuencia de cambio de uso de suelo para poder utilizarla, en este caso, para viveros.

“Lo manejó como para unos invernaderos que iba a hacer, la anuencia se la dieron, pero no quiere decir que tenga permiso. Se la dieron condicionada a ciertos trámites que tenían que hacer y que nunca cumplió. Nunca se le dio el permiso, eso fue en el trienio anterior. En esta administración tampoco hemos dado ningún tipo de permiso”, confesó.

Enfatizó que todo lo que han investigado en el municipio se lo hicieron llegar a las dependencias encargadas de tomar cartas en el asunto, “Semarnat, Profepa y Conagua ya están enterados y están investigando, así como están viendo la forma de resarcir este daño”.

El daño ecológico afecta a la zona baja del río Pixquiac, “en la zona alta se extrae el agua para la ciudad de Xalapa; acá afecta a las comunidades de Consolapa, La Orduña, Mahuixtlán, Tuzamapan, la cuenca baja del río Pixquiac”.

Al momento, los trabajos se han detenido, “desde el día de la denuncia se pararon esas obras. Tratamos de ser lo más rápidos y prontos que se pudiera para tratar de frenar el daño que se ocasionó. Por parte de otras direcciones de aquí del Ayuntamiento, Obras Públicas también interviene. Hay unas obras que están dentro del lecho del río, que pertenecen a la zona federal. La ley dice que del lecho del río 10 metros hacia los lados, es zona federal y no se puede construir a menos que haya una concesión y tampoco la hay”.

Proyecto ecoturístico “El Diamante”

El funcionario municipal comentó que ellos encontraron un proyecto para esa zona, “está elaborado por el doctor Víctor Arredondo que es el dueño a los dos lados de la cuenca dañada. Él tiene un anteproyecto, porque en sí no está autorizado, encontraron aquí unos planos de un complejo, no sabemos si es ecoturístico, así es como lo estamos manejando, con muchas edificaciones y el complejo se llama ‘El Diamante'».

Destacó que la zona dañada abarca entre 150 y 200 metros lineales por 15 de ancho, “la zona dañada, de los dos lados el dueño es el doctor Arredondo. Martín Ríos Garcés es el representante, por así decirlo, un arquitecto quien trató de tramitar estas anuencias y cambios de uso de suelo. No hemos tenido contacto con ellos. Levantamos el acta, hicimos la inspección, pero compete a las autoridades federales”.

Informó que el complejo “El Diamante” tiene una anuencia, “él trató de hacer un cambio de uso de suelo, pero se condicionó, no se le dio y hasta la fecha no se le ha dado porque tenía que presentar otros estudios, otros papeles, para poder hacerlo. Aún si fuera lo que fuera, el proyecto que él pudiera elaborar sería en su terreno, no en zona federal y después de los 10 metros que marca la ley, y él estaría en su derecho de hacerlo, pero no hay permiso para eso”.

Admitió que se podría instalar un complejo ecoturístico -apegado a las reglas- para no dañar al medio ambiente no sobre el lecho del río, sino a los lados, después de la zona permitida, “el problema aquí es que se está dañando el lecho del río”.

En el recorrido realizado por la zona afectada en el kilómetro 8 de la Antigua carretera Xalapa-Coatepec, en Consolapa, Coatepec, se aprecia la construcción de las represas.

Cervantes concluyó diciendo que la zona dañada puede restaurarse. Sin embargo, corresponde a las autoridades determinar quién deberá hacerlo para resarcir el daño ambiental, “es caro y hay que hacerlo, no sé quién lo pueda hacer, el responsable sería el adecuado para restablecerla y regresarla a como era antes”.

reportaje original: http://www.alcalorpolitico.com/informacion/nota.php?idnota=70169

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *